Como si no fuera poco la caída de las criptomonedas y que ya la desconfianza de los compradores esta elevada; ahora roban a Bithumb uno de los principales operadores de criptomonedas de Corea del Sur.

El robo se produjo entre la noche del martes y la mañana del pasado miércoles.

Fue producto de un ataque informático en el que han sido robados unos 35.000 millones de wones (27,2 millones de euros).

La plataforma a pesar de garantizar la seguridad; con este robo Bithumb ha suspendido temporalmente los servicios de depósito y retirada de fondos.

Señalaron que ha trasladado el resto de sus activos a una «billetera fría» más segura que puede hacer transferencias a una plataforma no conectada a internet.

Hay que destacar que Bithumb, es la segunda casa de cambio de criptomonedas de Corea del Sur en ser atacada este mes; después de que el operador Coinrail experimentara un ataque informático el pasado 10 de junio aunque en este caso el operador no dio a conocer la cifra exacta de ese robo.

La cotización del bitcoin se resintió tras el nuevo robo y perdió un 2,6%, cotizando en 6.561 dólares.

La noticia cayó como un balde de agua fría entre los inversores de Bithumb; donde a las 10.20 hora local (1.20 GMT) el bitcóin se desplomaba un 5,7 % hasta los 7 millones de wones (5.507 euros/6.377 dólares); desde los 7,32 millones (5.703 euros/6.604 dólares); que registraba justo una hora antes, previamente al anuncio del robo.

Este robo vuelve a cuestionar las medidas de seguridad de estas compañías, ante los ciberataques y provocó una caída generalizada del valor de las principales divisas virtuales; entre ellas Bitcoin.

Bitcoin ha perdido aproximadamente un 70% de su valor desde que tocó máximos en diciembre de 2017; cuando rozó los 20.000 dólares por unidad; en parte por las dudas entre los inversores sobre la seguridad de su uso e intercambio y los grandes desplomes que ha tenido.

Las autoridades surcoreanas buscan una mayor regulación de las casas de criptomonedas; plantean su supervisión por parte de una agencia gubernamental; algo que sometería a estas empresas a la misma normativa que los bancos y otras instituciones financieras en términos de prevención del lavado de dinero; según han adelantado varios medios locales.

En Japón, que es donde se reconoce al Bitcoin y otras criptomonedas como medios de pago legales; las casas de cambio están también son objeto de inspecciones; el control de las autoridades tras varios casos de robos llevados a cabo por piratas informáticos.

Recordamos que en enero, los reguladores ya prohibieron el uso de cuentas anónimas para intercambiar estos activos.

 

Fuente/20minutos.es